“No quedamos ni con lo puesto”, lamentó la propietaria de la vivienda que se incendió en el barrio San Miguel de Posadas

Julia Barboza, propietaria de la vivienda que se incendió, contó que el fuego se inició mientras la familia cenaba, alrededor de las 21. «Siento olor a plástico quemado», le dijo su esposo, y luego revisó la sala y el dormitorio de los niños, pero descubrió que en realidad el olor venía desde el dormitorio del matrimonio, provocado por el inicio de fuego que había comenzado tras un cortocircuito eléctrico de un aire portatil. Cuando ingresó a la habitación el fuego ya había alcanzado el colchón y un ropero.

«Teníamos un ventanal abierto, por eso el olor se sentía más afuera que adentro. Cuando nos dimos cuenta ya era tarde» continúo explicando Barboza, quien destacó la gran solidaridad y ayuda que recibieron por parte de los vecinos. «Conectamos el agua para remojar la madera pero no hubo caso», puntualizó. Además, señaló que todo sucedió muy rápido, por lo que decidió priorizar el bienestar de su familia y sus mascotas por encima de los bienes materiales. «Pensé en mi familia y en los animales», aseguró.

Leé también: Una camioneta perdió el control e impactó en un local comercial de Posadas

Ante el daño total del inmueble y la pérdida total de sus posesiones, la damnificada señaló que cualquier donación les vendrá bien. En este sentido, informó que el talle de calzado de su niño de 11 años y el de su hija de 16 es talle 39, el a 38 y su esposo talle 39/40. Las personas interesadas en ayudar algún tipo de donativo pueden comunicarse al 3764-793569.