Entrenador denunciado por maltrato y abuso en Posadas: “Él siempre preguntaba si las chicas eran lesbianas o le gustaban los varones” 

El miércoles 18 de octubre, los padres de las adolescentes que formaban parte de uno de los equipos dirigidos por el acusado desde marzo de este año realizaron las denuncias penales en la Unidad Regional X y se informó al juez de Instrucción 2, Juan Manuel Monte.

Los casos salieron a la luz después de que el equipo dirigido por el denunciado ganara un torneo el pasado 15 de octubre, con un premio en efectivo de 50 mil pesos. Sin embargo, se acusa al entrenador de no compartir el dinero y de no devolver a una colaboradora los diez mil pesos requeridos para la inscripción por parte de la organización.

En ese contexto, Misiones OnLine dialogó con Úrsula Rodríguez, presidenta del Club Educación y contó que “las jugadoras me pidieron una reunión y me dijeron que iban a estar algunos papás, pero me pidieron que no esté Chino. Él se enteró y me dijo ‘le van a hablar mal de mí’, le respondí que igualmente iba a hacer la reunión”.

Comentó que cuando arrancó la reunión, tuvieron que hacer un acta y una orden del día, para ello las jugadoras les dicen que querían seguir en el Club Educación, pero no querían que Chino Torres sea su director técnico. “Yo pensaba que ellas me iban a decir que él era muy pesado y que entrenaban todos los días y muchas horas”, reflexionó.

Una madre les dice a las chicas que hablen porque para eso me habían pedido la reunión, ante el silencio de las adolescentes. “Una de las chicas rompe el silencio y empieza a contar, fue muy fuerte para nosotros y los padres que no estaban enterados. Yo no podía creer semejante cosa. Leí los mensajes, me dio mucha impotencia, esta persona no tiene que entrenar ni un perro”, lanzó.

Continuó, “Él les pedía que vivan con él, las manoseaba, les ofrecía pagarles para que tengan una mejor vida y cumplan sus sueños. Me decían que su modus operandi era preguntarles que orientación sexual tenían, si alguna le decía que le gustaban las chicas, las ofendía. Si les decía que le gustaban los hombres, les decía que tenían que tener su primera vez con él. Hay un montón de otras cosas”.

Mencionó que hay comentarios de chicas que sólo quieren hablar en la Justicia. “Yo no las conozco. Estamos hablando de 13, 14 y 15 años. Él les sacaba fotos a los glúteos de las chicas, les psicopateaba. Él no les dejaba jugar a las que les gustan las chicas. Hay muchísimas capturas”.

Recordó que cuando le presentaron, lo vendieron como un excelente entrenador, pero muy exigente y que no permitía el lesbianismo. “Cuando entrenaba en el club Huracán, como no tenían un baño o espacio para cambiarse, tenían que ir a la casa de él para bañarse. Siempre estuvo contra la Liga Posadeña, pero eran todas mentiras. Yo no lo contraté, él venía del municipio. Yo soy culpable por no haber averiguado los antecedentes porque él ya tenía denuncias previas en la policía”, comentó.

Finalmente, Ursula agradeció a los clubes que se solidarizaron con las jugadores y con el club. Además espera que la Justicia actúe y que el “caso no quede impune”. “La verdad la acá la valiente son las chicas que tan pequeñas contaron y vivieron y se bancaron mucho tiempo y se solidarizaron entre ellas”, concluyó.