Posadas | El pescado, una alternativa económica para los consumidores ante el aumento de la carne y el pollo


Marcos Alastuay- Santa María de las Misiones

En un panorama económico donde los precios de la carne vacuna y del pollo no dejan de crecer, los consumidores buscan alternativas para mantener una dieta balanceada. Uno de los productos que ganó terreno en este contexto es el pescado.

Marcos Alastuay, dueño de una pescadería en la ciudad de Posadas, comentó: «Por suerte, hasta este momento el pescado lleva un aumento en lo que va del mes de un 10%. Sí hay escasez en algunas especies, pero como hay muchas opciones, lo que escasea por ahí sube un poco y ya no se trae, se trae otra opción».

Según el comerciante, los precios de los pescados de río, como el sábalo, rondan los $1.300 a $1.400 pesos el kilo. «Después hay despinados, tengo sábalo despinado, abierto, limpio, en $1.900. Son precios accesibles. La boga está escaseando pero cuando conseguimos se vende a 2.800 el kilo», afirmó detallando que «el surubí es el pescado más caro de río, a $3.500 el kilo cortado en rodajas».

Comparando sus montos con los de otros productos de carnicería que superan los cinco mil pesos dependiendo el corte, consideró: “Si yo subiera [el precio del pescado] en ese porcentaje no vendería nada».

Tal vez te interese leer: Posadas | Ante la suba de precios, almaceneros advierten escasez de productos: aseguran que hay faltante de aceite, harina, azúcar y leche

Respecto a las preferencias de los clientes, Alastuay señaló que los filetes son los más populares. «Porque es pulpa, no tiene espina. Todos los filetes de pescado de mar en este momento los puse a $2.300 pesos», aseguró. Sin embargo, destacó que «el salmón rosado es algo que está escaseando porque es importado y está a $9.200 el kilo».

En un momento en que el contexto económico resulta incierto para muchos, el emprendedor se mostró optimista sobre el estado de su negocio. «No es que la demanda ha aumentado, pero se mantiene, que es un buen síntoma. Hace muchos años que estamos. Es un emprendimiento familiar», manifestó.

Ahora bien, advirtió que los costos podrían cambiar, pero hasta la fecha, intentó mantener precios accesibles. «Hasta la fecha no he tenido un incremento más que de un 10% después de la devaluación. De acá en adelante no se sabe. Todos los días aumentan las cosas. Se hace cuesta arriba a veces mantener los precios», sostuvo.

Finalmente, instó a optar por esta alternativa mencionando que dispone de medallones, molida, entre otros, a precios que no superan los dos mil pesos por kilo.

pescado