Turista argentino salió a reclamar que se estaban adelantando y fue agredido en Encarnación

La situación, que se volvió moneda corriente debido a la constante alta demanda de vehículos cruzando la frontera, llevó a que las colas de autos alcancen esperas de hasta 10 horas. En este contexto, las tensiones incrementaron y se han registrado diversas detenciones y peleas en la vía pública entre aquellos que buscan adelantar su posición en la fila tradicional.

Además del tráfico de turistas que cruzan la frontera para realizar compras en Posadas, se ha observado un creciente flujo de vehículos que buscan aprovechar el tipo de cambio favorable para cargar combustible en la capital misionera y luego revenderlo en Encarnación. Esta práctica, aunque ilegal, añadió una nueva capa de complejidad a la situación fronteriza.

La víctima, un automovilista argentino, decidió alzar la voz ante un presunto adelantamiento en la fila y, en respuesta, recibió una agresión por parte de un individuo cuya identidad no fue revelada.  

Las autoridades paraguayas continúan trabajando en la búsqueda de soluciones a este problema, que afecta no solo a la circulación fluida entre ambos países, sino también a la seguridad y el bienestar de quienes cruzan la frontera. 

Sin embargo, la situación cada vez es más compleja e ir a Encarnación cada vez es menos atractivo.