Posadas | Una fundación busca ayuda ante el caso de un niño de 10 años que tiene problemas de conducta, violencia y necesita un tratamiento adecuado


Santa María de las Misiones- Neni Valdez

«Mientras estaba con nosotros, tenía tratamiento psicológico, psiquiátrico, pero la violencia que manifestaba, no podíamos controlar», expresó Valdéz.

La situación se volvió insostenible, y la fundación buscó la intervención del Poder Judicial para reubicar al niño en un entorno más adecuado. En este proceso, una familia de otra provincia mostró interés en adoptar al niño. Sin embargo, el proceso de adopción fracasó y la familia regresó al hogar de la fundación con el niño. «Es un chico encantador cuando está bien. Habla, pero de golpe es como que hace click y reacciona. Y tiene actos de violencia extrema. Corre peligro la integridad de los compañeros, de la guarda. Las personas grandes le tienen miedo», explicó Valdéz.

También afirmó que la organización no tiene las capacidades profesionales ni el entorno adecuado para manejar casos tan graves de salud mental. Valdéz admitió que han tenido éxito en algunos casos, pero el niño en cuestión presentaba desafíos excepcionales. «No somos los profesionales de un tema tan grave de salud mental», aclaró.

Tal vez te interese leer: Volvió a su hogar la madre que dejó a sus hijos abandonados en Posadas

No obstante, comentó que tuvieron casos similares en el pasado, pero que cada caso es único y requiere un enfoque individualizado. Además, mencionó que en este caso en particular, el problema no es solo la falta de capacidad de la fundación para lidiar con la situación, sino la ausencia de un organismo apropiado para atender a niños con perfiles similares.

La presidenta de la fundación expresó su preocupación por la seguridad y el bienestar de los otros niños en el hogar y resaltó la necesidad de encontrar una solución adecuada para este niño. «Supongo que esto va a ser un tiempo acotado», mencionó, mientras se trabaja en una alternativa.

También señaló que ha estado en contacto con diversas autoridades, incluida la jueza del caso, la doctora Jones, quien emitió una orden que pone al niño nuevamente en el hogar de la fundación. Valdéz espera que se comprenda la limitación de la fundación y que se busque una solución que garantice la seguridad y el bienestar de todos los involucrados.

niño de 10 años que tiene problemas de conducta