Insólito: abandonó el auto en medio de la calle y ocasionó un caos en el tránsito en pleno centro de Posadas

Aproximadamente a las 17 hs de este miércoles, según testigos oculares, un joven que circulaba por Colón en su vehículo marca Peugeot color azul oscuro, puso baliza, freno de mano, abandonó el automóvil en medio de la calle y se marchó sin dar explicaciones obstruyendo el tránsito. La alerta la dieron los demás automovilistas que circulaban por allí y trabajadores de los comercios ubicados en esa zona, entre Sarmiento y Santa Fe, cuando notaron que el vehículo llevaba en esa situación poco más de media hora ocasionando inconvenientes en la circulación y la furia de varios conductores que intentaban transitar por la mencionada calle.

Rápidamente se hizo presente personal de la Dirección General de Tránsito que intentaron dar con el paradero del desaparecido conductor. La primera acción realizada por los agentes de tránsito fue asegurarse que no había nadie en el interior del automóvil y acto seguido ir en búsqueda del responsable de este hecho tan imprudente. En su esfuerzo por localizar al propietario del rodado, recorrieron todos los locales de la cuadra anunciando que estaban en búsqueda activa del joven e incluso llegaron a consultar en algunas casas vecinas para cerciorarse que no se haya tratado de una situación de emergencia.

La búsqueda duró poco más de media hora, según relató una agente de tránsito que participó del operativo que además agregó que “tocamos el silbato varias veces para ver si había alguien que responda al llamado, pero no se acercó nadie”, al no poder obtener resultados positivos se procedió a la clausura del vehículo y la notificación a la grúa para trasladar el auto abandonado y ponerlo a resguardo bajo custodia del municipio. 

Se decidió cortar el tránsito desde la calle Sarmiento dada la imposibilidad de circulación para poder liberar la zona que ya era un caos total y así poder trabajar con la grúa que retiraría el vehículo obstructor del paso. 

Testigos anónimos declararon que “al cabo de un rato vino un chico que dijo que era el dueño del auto, que estaba comprando una guitarra y por apuro decidió dejar el auto ahí”, pero sus explicaciones además de insólitas eran insuficientes y no podían revertir la situación puesto que se habían labrado actas de clausura y notificado a la grúa.

No trascendió el nombre del joven que ocasionó tal desorden en el tránsito, que además alegó no tener a nadie en la ciudad y pidió, al menos, sacar la llave de la casa que se encontraba en el interior del automóvil. Con la presencia de testigos se decidió comprobar que se tratase del propietario del vehículo para posteriormente permitir esa acción, tras la cual se marchó del lugar.

Habían transcurrido aproximadamente dos horas desde que comenzó todo cuando la grúa finalizaba con las tareas para poder retirar el rodado.