De tocar en los Grillitos Sinfónicos de Posadas a formar parte de la Orquesta Sinfónica Nacional: conocé la historia de la misionera Ivana Alvarenga

Ivana Alvarenga nació en Posadas, a los ocho años comenzó a estudiar música en la Escuela de Grillito Sinfónicos de la capital misionera. Empezó tocando el piano luego probó otros instrumentos, hasta que descubrió el oboe, gracias a sus profesores. Desde ahí dedica gran parte de sus días a practicar y tocar este instrumento musical, relató en diálogo con Misiones Online.

“No es así en todos los casos, pero yo tengo una vida bastante centrada en el instrumento que toco. Y muchas de las cosas que hago en el día tienen que ver con eso. Le dedico unas horas del día a seguir estudiando todo sobre el instrumento y a seguir practicando”, explicó la oboísta misionera.

En el 2011, acompañada por el apoyo de su familia, decidió seguir formándose y se sumó a las clases que se brindan en el Parque del Conocimiento de Posadas, indicó Alvarenga. A los 18 años, se fue a vivir a Buenos Aires, donde estudia música en la Universidad y participa además de la orquesta Sinfónica de Avellaneda.

Según relató, fue así como decidió “confiar” en sus capacidades y en toda su formación y, postularse o competir por un lugar en la Orquesta Nacional. Hoy es una realidad y afirmó que es muy consciente de su logro y comparte su emoción con sus seres queridos.


“Como en cualquier orquesta, generalmente se le dedica mucho tiempo a ensayar durante un lapso de más o menos una o dos semanas, mientras se arma cada programa, que cuenta con un concierto o dos”, reveló la oboísta haciendo referencia a cómo serán sus días a partir de ahora.

“La formación en Grillitos de Sirve para toda la vida”

Durante la entrevista, Ivana Alvarenga mencionó la importancia de su experiencia en Grillitos, resaltando que esta formación musical es invaluable y trasciende a lo largo de toda la vida.

Ivana Alvarenga, Michelle (docente que la acompaña desde el 2019) y Anabella (otra jóven que ganó un puesto en la Sinfónica Nacional)

Además, recordó que no es la única músico misionera que salió de esta Escuela y que pudo apostar por una carrera profesional en el mundo de la música. Y mencionó que tiene compañeros de Grillitos que ahora se dedican a otras áreas, pero la formación que recibieron en Grillitos resultó muy útil en sus vidas.

Cómo fue el proceso de selección para integrar la orquesta nacional

El proceso de selección para integrar la Orquesta Sinfónica Nacional se lleva a cabo mediante audiciones o concursos. En ambos casos, los aspirantes deben someterse a un proceso de evaluación, aunque existen diferencias en cuanto a los resultados obtenidos, explicó la joven posadeña.

En el caso de las audiciones, se busca incorporar músicos a la orquesta mediante contratos temporales. Por otro lado, los concursos buscan seleccionar músicos para integrar la orquesta de manera permanente.

En el caso de Ivana Alvarenga, su selección se realizó a través de un concurso que constó de tres etapas. En la primera etapa, los participantes debieron interpretar obras solistas, tocando dos movimientos de una obra y una obra de elección personal con piano. En esta etapa, eran ocho los concursantes.

En la segunda etapa, los músicos debieron interpretar ocho solos, tanto orquestales como fragmentos de obras. En el caso de Ivana, quien concursaba para el puesto de corno inglés y multi instrumentista, tuvo que tocar cuatro fragmentos de hoy y dos de Corte Inglés. Dos de los participantes, incluyendo a Ivana, avanzaron a la tercera etapa.

En la tercera etapa, que tuvo lugar al día siguiente, los finalistas tuvieron la oportunidad de tocar con toda la orquesta. En esta etapa se evaluó el desenvolvimiento de los músicos y se repitieron los mismos solos interpretados el día anterior.

“Hay que ser muy perseverante y trabajar por lo que queremos”

“Yo creo que hay que perseverar, desear algo, trabajar. Por eso siempre tiene frutos”, afirmó la talentosa música. Aunque reconoce que la suerte también desempeña un papel en el camino hacia el éxito, destaca que ésta se encuentra en la intersección entre las oportunidades y el esfuerzo que uno realiza en ese momento.

En sus propias palabras, Alvarenga deja claro que hay lugar para todos aquellos que deseen incursionar en el mundo de la música y que estén dispuestos a intentarlo una y otra vez. Ella misma experimentó numerosas pruebas y desafíos en su trayectoria, pero nunca dejó de intentar y perseverar.

“No es como que de repente caí un día y tuve suerte”, indicó Alvarenga. Por esto su mensaje es claro: el éxito no llega de forma instantánea, sino que requiere esfuerzo, dedicación y múltiples intentos.

Además, destacó la importancia de confiar en uno mismo y en la capacidad individual. Considera fundamental tener personas cercanas que crean en uno y brinden apoyo en el camino hacia los sueños. Para Alvarenga, el respaldo de su familia, amigos y de todas las personas que la apoyan ha sido invaluable e irremplazable en su trayectoria.