Así fue el impactante despiste y vuelco de Matías Canapino en Posadas: “Venía por la recta y salí disparado para el costado”

El semáforo dio la señal de inicio y los motores rugieron con fuerza. En medio de la primera vuelta, el coche de Canapino se salió de control, perdiendo agarre en las curvas y desviándose peligrosamente hacia el costado de la pista. Un silencio sepulcral invadió a los espectadores mientras observaban con horror cómo el vehículo se precipitaba contra el talud.

Video: impresionante accidente del hermano de Canapino en la final de TC Pista - Deportivas - Elonce.com

El impacto fue brutal. El Chevrolet dio varios tumbos en el aire, dejando un rastro de escombros a su paso, hasta quedar completamente destrozado. El público contuvo el aliento, temiendo lo peor. Pero en medio del caos, un rayo de esperanza emergió. Matías Canapino, contra todo pronóstico, fue rescatado a tiempo y logró salir del coche por sus propios medios.

Aunque visiblemente afectado y con dolores musculares, Canapino se mostró agradecido con los médicos de la categoría que acudieron rápidamente en su auxilio. “Por suerte, solo dolores musculares. Le agradezco a los médicos de la categoría, que me atendieron rápido. No sé qué pasó, venía por la recta y salí disparado para el costado”, expresó Canapino, intentando entender la maniobra que puso en riesgo su vida.

El Autódromo de Posadas quedó en silencio, aún impactado por la violencia del accidente. Los comisarios de pista trabajaron incansablemente para limpiar los escombros y restablecer la seguridad en el circuito. Mientras tanto, los corazones de los espectadores latían con ansiedad, esperando conocer el desenlace de la carrera.

La competición no se detuvo y la adrenalina volvió a fluir cuando los pilotos restantes retomaron la pista. A medida que los autos rugían en cada curva, el público no podía olvidar el incidente que había sacudido el evento.

Finalmente, la bandera a cuadros ondeó y el ganador de la carrera fue Facundo Chapur, al volante de un poderoso Torino. Jeremías Olmedo, con su Ford, logró el segundo lugar, mientras que Agustín Martínez, también en un Ford, se hizo con el tercer puesto.

 El accidente de Matías Canapino se convirtió en una historia de valentía, resiliencia y determinación en el mundo del automovilismo. Su regreso a las pistas fue un símbolo de superación y una inspiración para todos aquellos que anhelan seguir sus sueños, incluso en las circunstancias más desafiantes.