En el primer fin de semana de julio, turistas generaron un movimiento económico de más de $350 millones en Posadas y la ocupación hotelera alcanzó el 100%

 

El autódromo Rosamonte de Posadas fue el anfitrión de uno de los eventos deportivos más esperados de la región. Una tradición que año a año moviliza el turismo y la economía local. Este fin de semana se corrió la octava fecha del Turismo Carretera, con un aficionado público que llegó de diferentes municipios de la provincia, del país y de la región.

Teniendo en cuenta su fecha de realización, la competencia adelantó el comienzo de la temporada alta en la tierra colorada, generando un gran movimiento en alojamiento, gastronomía y comercios.

Según datos brindados por el Ministerio de Turismo, se registraron más 5 mil arribos, más de 15 mil pernoctaciones, 3.5 noches de estadía promedio y un gasto promedio de $35.300; lo que significó un ingreso de más de $350 millones de pesos.

Tal vez le interese leer: TC en Posadas | Mariano Werner se quedó con la accidentada fecha en Misiones

El trabajo y esfuerzo mancomunado que se hace entre el sector público y el sector privado quedó en evidencia nuevamente este fin de semana, por el alto porcentaje de ocupación hotelera y movimiento gastronómico, y los comentarios positivos tanto del público como de los participantes que destacaron no solo el crecimiento turístico de la ciudad sino la hospitalidad que sigue caracterizando a la provincia.

El ministro de Turismo, José María Arrúa, manifestó que “cuando tenemos estos números, movimientos, que son cada vez más frecuentes, nos pone muy contentos por lo hecho, por lo que significa, por cómo venimos vinculando de manera directa el turismo con el trabajo. Esto fue y es posible gracias a todos los actores que forman parte y quienes se van sumando, porque podemos afirmar que la actividad turística es empleo para los misioneros y misioneras”.