Fue testigo en el robo a la casa de Sergio Massa en 2013, estuvo medio año desaparecido y ahora lo detuvieron en Garupá por el incendio de una vivienda

El incendio ocurrió durante la noche del pasado viernes, cuando la familia que habitaba la vivienda no se encontraba en el lugar. Vecinos alertaron a los bomberos, quienes acudieron rápidamente al sitio y lograron controlar las llamas antes de que se propagaran a otras casas cercanas.

Tras extinguir el fuego, los investigadores encontraron evidencias que apuntaban a un incendio provocado intencionalmente. De inmediato, se inició una investigación para determinar las causas y responsables del siniestro.

Durante las pesquisas, varios testigos relataron haber visto a César Emiliano Jaunarena cerca de la vivienda momentos antes del incendio. Al ser interrogado, el sospechoso negó su participación en el hecho, pero los indicios en su contra eran contundentes.

Las autoridades constataron que el acusado tenía conflictos de larga data con los ocupantes de la vivienda incendiada. Según los testimonios recabados, el detenido había amenazado en repetidas ocasiones a los vecinos para que abandonaran el terreno usurpado.

En el marco de la investigación, también se constató que César Emiliano Jaunarena había sido testigo en el caso del robo a la casa de Sergio Massa en julio de 2013, un hecho de gran relevancia mediática. Concretamente, fue testigo del allanamiento en la casa del autor del atraco, donde se recuperó parte de lo sustraído.

Por aquel entonces, Jaunarena trabajaba como changarín en Buenos Aires, en el Mercado de Frutos de Tigre. Además, denunció en su momento supuestas irregularidades en los procedimientos policial que derivaron del robo en la casa de Massa, señalando que la cifra de dinero incautado en el allanamiento era superior a la que la Policía declaró oficialmente.

El detenido había sido reportado además como desaparecido a finales de 2022. Concretamente, en diciembre pasado, como su familia no sabía nada de él desde octubre, se presentó un habeas corpus y se comenzó su búsqueda. Pero en abril de este año se comunicó con su abogado para comunicarle que estaba bien.

Ahora, tras reunir las pruebas suficientes, la Policía de Misiones procedió a la detención de Jaunarena en su domicilio, en Garupá. Fue trasladado a la comisaría local, donde quedó a disposición de la justicia para ser imputado por los delitos de incendio intencional y amenazas.

La noticia de la detención de Jaunarena causó revuelo en la comunidad, especialmente entre aquellos que seguían de cerca la investigación del robo a la casa de Sergio Massa. La detención del testigo clave en aquel caso generó dudas y especulaciones sobre posibles vínculos entre ambos sucesos.

Las autoridades policiales y judiciales se encuentran trabajando en estrecha colaboración para esclarecer completamente los hechos y determinar si existe alguna conexión entre el robo a la casa de Massa y el incendio provocado en Garupá. Se espera que el proceso legal se desarrolle de manera transparente y exhaustiva, garantizando la justicia para todas las partes involucradas.