Presentaron la demanda de beatificación de María de la Cruz Morínigo en el Obispado de Posadas

En el Día de San Antonio, 13 de junio, se llevó a cabo en el Obispado de Posadas un evento significativo para la comunidad religiosa. En un clima frío pero esperanzador, se presentó el pedido formal para la beatificación de María de la Cruz Morínigo, una mujer de gran valor y reconocimiento en la sociedad posadeña.

Beatificación de María Morínigo

El proceso de beatificación de María de la Cruz Morínigo fue impulsado por la asociación Simple Palomas del Espíritu Santo, liderada por Sebastián Osorio y Roberto Acosta. Itatí, Juanñuk, abogada y postulante, junto a los miembros de la asociación, explicaron el procedimiento y la motivación detrás de esta iniciativa.

Beatificación de María Morínigo

María de la Cruz Morínigo falleció a los 62 años, y ahora, 30 años después de su muerte, se busca dar inicio al proceso de beatificación antes de que se cumpla esa fecha significativa. Toda la documentación recopilada durante su vida y después de su fallecimiento respalda este pedido.

El proceso de beatificación no se limita al Obispado de Posadas, ya que una vez presentada la petición, se enviará al Vaticano para su evaluación. De acuerdo con las normas de la Iglesia, la documentación debe presentarse en el lugar donde ella falleció, en este caso, en Posadas.

Si el decreto de aceptación se emite en la Diócesis de Posadas, el proceso de beatificación continuará en Roma, donde un grupo de sacerdotes y teólogos, junto con el Santo Padre, Papa Francisco, analizarán la vida y obra de María, así como los documentos presentados.

La labor de María de la Cruz Morínigo fue reconocida por su incansable trabajo en favor de los más necesitados. Su albergue acogió a hombres, mujeres y niños, brindándoles no solo alimento, sino también educación y apoyo. Muchos matrimonios se formaron bajo su influencia y su compromiso con la comunidad perdura hasta el día de hoy.

Roberto Acosta, quien vivió cerca de María durante su infancia, relató cómo ella era una figura emblemática en la zona, especialmente en su club Hijos y Palomas del Espíritu Santo. Destacó la importancia de su labor solidaria y altruista, que dejó una huella imborrable en la sociedad.

El Museo de María y el trabajo de la doctora Nelly Maidana de Rocabert también han sido fundamentales para recopilar testimonios, fotografías y otros materiales que respaldan el pedido de beatificación se entregaron en valiosos tomos al Obispado de Posadas.

Beatificación de María Morínigo