Proyectan la instalación de un secadero de té en el Parque Industrial de Posadas: estaría preparado para crear subproductos de sus propios desechos

Como proyecto final para recibirse de Ingeniero Civil Leonel Alejandro Senyszyn presentó una propuesta innovadora: construir una nave industrial que contenga un secadero de té y que aproveche sus residuos para construir nuevos productos.

Senyszyn proyectó instalar esta nave dentro del Parque Industrial y de la Innovación (PIIP) de Posadas, aunque por el momento continúa siendo un anteproyecto en la primera fase de evaluación para ver si reúne todas las condiciones para instalarse allí.

Leonel Alejandro Senyszyn
Leonel Alejandro Senyszyn

Con tecnología de vanguardia y personal especializado, prevén una producción promedio del secadero de 2,5 kilogramos de té por hora, lo cual llevaría a una producción anual aproximada de 4,8 toneladas.

Se suma así a la gran cantidad de empresas que apuestan y continúan apostando por el Parque Industrial de Posadas.

En qué consiste esta nave industrial que tiene como protagonista el secadero

Técnicamente se la define como un espacio cubierto de grandes dimensiones, siendo plantas simples de grandes luces entre apoyos, las cuales pueden ser destinadas para diversos fines: fábricas, depósitos, estacionamientos, resguardo de personas, entre otras.

Su estructura puede ser de materiales diversos como madera, hormigón armado, mampostería. Para esta propuesta, se utilizaría una estructura completamente metálica utilizando perfiles laminados.

Reutilización de Desechos Industriales. Otro punto destacable del trabajo final, son las alternativas planteadas como posibles soluciones para la reutilización de los desechos industriales del proceso de elaboración del té, que para este caso son las cenizas (volantes y de fondo).

Tal vez le interese leer: Diez nuevas empresas nacionales y dos extranjeras buscan instalarse en el Parque Industrial de Posadas

Este anteproyecto propone utilizar biomasas residuales de la industria de la madera, fundamentalmente de los aserraderos de la zona donde se emplazará la nave. Los residuos que producen se los conoce como “chip” o astillas, resultantes del procesamiento de troncos de madera, ramas, restos de podas, hojas de los árboles y otros desperdicios. Este tipo de combustible residual se lo usará en la caldera y hornos para poder realizar la producción del té.

Leonel Alejandro Senyszyn

La planta industrial de té, en el proceso de su elaboración, producirá como residuos tanto ceniza volante como ceniza de fondo al quemar la biomasa residual de la madera. Este tipo de cenizas, dependiendo de su composición química, podrá ser reutilizada como sustituto de otro material para la elaboración de un producto final, relacionado a la ingeniería civil, por ejemplo, en la producción de ladrillos cerámicos y en la estabilización de suelos (arcillosos) para la construcción de pavimentos.

La reutilización de los residuos en los productos mencionados traería un ingreso extra, debido a que la planta no solo generaría ganancias con la venta del té sino que también lo haría con las cenizas volantes y de fondo obtenidas como desechos del proceso de producción.