Luis Miguel vuelve a Argentina y en Misiones aún recuerdan el show agridulce que ofreció en el Atlético Posadas

El show, que formaba parte de la gira «Deja Vu«, fue muy esperado por los fanáticos del cantante, quienes aguardaron con ansias su llegada. Sin embargo, la realidad fue muy distinta a lo que esperaban.

Asistentes aún recuerdan el barro que había.

La lluvia que cayó previamente al show, hizo que el campo de juego del estadio Atlético Posadas quedara convertido en un lodazal, lo que generó mucha incomodidad entre los asistentes. Pero eso no fue lo peor.

Quienes asistieron al concierto, acusaron al artista de haber cantado pocas canciones y algunos incluso afirmaron que se trataba de un «doble» que hacía «playback«. La polémica se encendió, ya que el cantante permanecía entre las sombras del escenario y su performance no se apreció del todo

Esta situación generó un gran malestar entre los presentes, quienes 9 años después aún recuerdan la decepción. 

Luis Miguel en Posadas. (2014)

Aunque los recuerdos de aquella noche aún perduran en la memoria de quienes vivieron aquella decepcionante experiencia, se espera que cuando regrese a Argentina, el artista brinde un espectáculo a la altura de las expectativas de sus fanáticos.

Luis Miguel en el Campo Argentino de Polo y otro show «raro»

La estrella de 53 años intérprete de temas como «La incondicional», «Ahora te puedes marchar» y «Hasta que me olvides» fue criticado por cambiar mucho el ritmo de las canciones, por lo que era muy difícil cantar a la par con él.

Pero lo que más molestó al público fue que se la pasó concentrado en el audífono que tenía el retorno para escuchar el sonido limpio. Según sus gestos, le pedía todo el tiempo a la producción que subiera el volumen porque no se oía bien.

Si bien a él se lo vio elegante con su traje y corbata de siempre, su molestia lo llevó a patear un parlante en medio de su tema «Oro de ley». Pero luego de hacerlo sonrió como si fuera parte del show.

Con sentimientos encontrados, muchas personas volvieron de ver a su ídolo con una sensación extraña y hasta «gusto a poco» y hasta llegaron a tildar el concierto como una «estafa» en redes sociales.

La gente se fue antes

El cantante que tiene una serie de su vida en Netflix se tomaba mucho tiempo entre canción y canción. Esa fue otra actitud que molestó a los allí presentes. El escenario ponía oscuro y luego de un momento, empezaba a cantar.

En línea con el enojo colectivo, el periodista Ariel Helueni publicó en Twitter un video en el que mostró al público abandonando el estadio antes de que termine la presentación. «Bochornoso recital de Luis Miguel. No cantó, era un karaoke para que cante el público. No vibró nadie, la gente se fue antes«, comentó en su publicación.

Todavía un misterio la locación, su próxima visita al país está confirmada para agosto y la expectativa de sus fans ya se siente. ¿Logrará Luismi reconquistar al público que enojó en 2019?