El frente de Iglesias e Instituciones “Juntos por la Vida” conmemoró el Día del Niño por Nacer con un emotivo acto en Posadas

Tras un minuto de silencio, se presentó una ofrenda floral y la Subsecretaria de Culto de la Provincia de Misiones, Ing. Rossana Andrea Barrios, dio la bienvenida. Durante el evento, se leyó una carta del Obispo de Oberá, Monseñor Damián Santiago Bitar, que expresaba su apoyo a la causa.

En un acto de unión, representantes de diversas religiones se unieron en oración, enfatizando la importancia de cada vida, desde la concepción hasta la muerte natural. Diácono Oscar Aguirre de la Iglesia Católica, Apóstol Héctor Aníbal Gross de la Confederación de Pastores Pentecostales Independientes de Posadas, pastor Víctor Chávez del Consejo de Pastores de la provincia, pastor Rafael Rodríguez de la Iglesia Evangélica Asamblea de Dios 248, Cecilio Mario Romero, Sumo Sacerdote de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y la pastora Iris Verónica Bogado de la Confraternidad de Pastores, compartieron sus vivencias y actividades por Unidad Pro Vida.


Además, Laura Flores por Unidad Pro Vida, Adela Milanich y Claudia Street por Grávida y el Lic. Luciano Matijas, Secretario Episcopal para la Educación Católica por el Obispado de Posadas, compartieron sus testimonios y experiencias.

La Proclama en «Conmemoración del Día del Niño por Nacer» fue leída por los alumnos de diversos institutos educativos, como el Inst. Emanuel, Inst. Santa María, Bachillerato Humanista, Inst. Roque González e Inst. San Basilio Magno.

El evento fue posible gracias al acompañamiento de la Banda SPP, la Intendencia y sonido municipal, Institutos presentes, Obispado de Oberá, Obispado de Posadas, Junta Educación Católica, Grávida, Pro Vida, la Dirección de Culto de la Municipalidad de Posadas y la Subsecretaría de Culto de la Provincia de Misiones.

Este acto refleja la importancia de la unión y el respeto hacia la vida, desde su inicio hasta su fin natural. Los asistentes dejaron en claro que cada vida es valiosa y merece ser protegida y honrada, sin importar su etapa de desarrollo.