Posadas | Profesores de la EPET N°6 repararon la pérdida de agua en su propia escuela y la institución se prepara para retomar las clases

Gracias al trabajo de los profesores de taller (encabezado por el jefe de área), el regente técnico, los porteros y estudiantes solucionaron la pérdida de agua que aquejaba y comprometía el normal dictado de clases.

Esta pérdida de agua era caudalosa, por lo que rápidamente vaciaba la cisterna de reserva, e imposibilitando el uso de sanitarios para la gran población educativa, agravada por la deficitaria provisión externa debido roturas de caños troncales de las últimas semanas.




Esta situación obligó al cuerpo directivo a decretar la suspensión de clases en varias oportunidades, con los contratiempos para todos. “Fue siempre una medida de fuerza mayor inevitable, pues no se puede operar con el vital elemento”, explicaron padres de la institución.

La dificultad en solucionar la misma radicaba en que no se cuentan con planos del establecimiento, por lo tanto, se debía encontrar los desperfectos explorando el edificio a “prueba y error”, expresaron.

Finalmente, luego de varios días, se pudo dar con la pérdida más grande y comenzaron las tareas de reparación. Padres de los estudiantes destacaron y agradecieron el compromiso y trabajo de los docentes y todo el personal de la escuela que ayudo.