Feriado largo en Misiones: más del 90% de ocupación en Iguazú y Posadas, y los Saltos del Moconá debieron cerrar el ingreso a turistas por unas horas tras superar la capacidad de carga

Miles de personas ocuparon distintos atractivos de la capital misionera este domingo para descansar. Los feriados de Carnaval del lunes y martes eliminaron el peso siempre presente los domingos, el de la inminente actividad laboral del siguiente día, para dar paso a un tipo de relajación más genuina. Posadas, como en muchas otras ocasiones, probó ser el lugar perfecto para encapsularla y sacarle todo su potencial.

Los dos destinos más elegidos fueron las playas públicas de la ciudad (El Brete y Costa Sur), aunque no se quedaron atrás otros lugares locales de importante trascendencia en épocas de mucha actividad turística, como la Costanera en general y las distintas plazas ofrecidas por el municipio, que siempre prestó especial atención en cultivar los espacios verdes y, con ellos, aumentar el atractivo estético de la zona.

Tal vez te interese leer: El balneario El Brete fue una de las opciones más elegidas por los posadeños para sobrellevar el calor este domingo

No hay cosas que uno no pueda hacer en los destinos más elegidos de Posadas: hay gente jugando todo tipo de deportes, disfrutando de un chapoteo en las aguas del río, o bien sentada en sus silletas y eligiendo aprovechar la ocasión para tomar sol y broncearse, o para compartir algunos tererés con familia y amigos.

La constante inversión en estos espacios de recreación y descanso probaron ser fortuitas, rápidamente convirtiéndose en uno de los pilares de la actividad turística de la provincia y convirtiendo a su capital, antes una ciudad de paso, en un destino en sí mismo.

Todavía quedan algunos días para aprovechar y salir un rato de la rutina, muchas veces abrumadora. Se puede elegir ir a los lugares más comunes y visitados, como las mencionadas playas, o empezar en las plazas barriales, no por su cercanía menos interesantes, que son también elegidas por muchos vecinos que desean cambiar de aires, aunque sin ir tan lejos. Posadas es una ciudad tan flexible en sus ofertas como persistente en su calidad, y el flujo de personas que acoge en este tipo de ocasiones es prueba de ello.