Vecinos repudian la residencia del asesino Fabián Tablado en Posadas: “El gimnasio está al lado, es una tentación tener tanta concurrencia de chicas»

Esta mañana, una de las entrenadoras de Top Gym, el gimnasio que se encuentra al lado de la Fundación Filipos, habló con Misiones Online y repudió la estadía del femicida Fabián Tablado en Posadas, en inmediaciones de su local. «Somos muchas chicas las que entrenamos en el gimnasio y estamos muy expuestas, es un peligro«, opinó Gabriela Giménez.

Yo vengo a entrenar al gimnasio y estudio en la Universidad que está acá cerca. En la noche no hay buena iluminación en las calles y nos parece súper peligroso. No estamos de acuerdo con esto, no me parece que sea una persona que está lista para reinsertarse en la sociedad después de lo que hizo y si lo quiere hacer que lo haga fuera de la ciudad”, expresó.

Tal vez te interese leer: Tablado en Misiones: el femicida de Carolina Aló rompió el silencio “Yo soy una persona libre, no le debo nada a la Justicia” 

El gimnasio funciona desde las 8 hasta las 22 horas, en ese transcurso del día circula mucha gente. “En la facultad que está acá cerca también salen tarde, hay comisiones que están hasta las diez de la noche. Es una tentación tener tanta concurrencia de chicas solas y no es justo”.

Desde la comisión barrial de la zona, ya se movilizaron y empezaron a juntar firmas para pedir la expulsión de Fabián Tablado de la Fundación. Ante la consulta de si piensan organizar alguna manifestación frente a la Fundación, tal como ocurrió en otros lugares donde Tablado intentó instalarse, Gabriela aclaró que “esto  puede generar más violencia, no sabemos cómo pueda reaccionar este hombre. Es una persona que no está bien mentalmente, que aparenta tener un perfil psicópata”.

Misiones Online se acercó hasta las inmediaciones del establecimiento donde está residiendo el asesino, y consultó con los vecinos qué opiniones tienen al respecto. “En mi opinión, debería estar preso. No creo que esté libre de causa mentalmente”.

No me parece bien que una persona en esas condiciones sala a la calle como una persona normal. La rehabilitación no sirve de nada, las personas así ya no cambian, por más que tenga asistencia y tratamiento”, remarcó otro de los transeúntes.

Como lo mencionado anteriormente, en cercanías a la zona se encuentra la Universidad de la Cuenca del Plata; una de las estudiantes de dicha institución educativa manifestó que “si bien esta es una avenida muy transitada, hay muchos estudiantes y se me hace que es muy peligroso porque si lo hizo una vez lo va a volver a hacer. Me parece un peligro suelto”.

Tal vez te interese leer: “Se equivocó, cumplió su condena y está arrepentido”, manifestaron desde la Fundación Filipos que asiste al femicida Fabián Tablado

El asesino no tiene que salir nunca de la cárcel, es un peligro para a la sociedad. Le pregunto a los jueces, si ellos dejarían libres al asesino de su propio hijo. Tiene que estar preso o en un instituto psiquiátrico”, manifestó otra de las personas que circulaba por el lugar.

Tiene que vivir en algún lugar, pero tendría que irse a un campo alejado. Todos merecemos una segunda oportunidad en la vida, pero es muy doloroso. Meterle 113 puñaladas a una persona es de alguien que no está bien de la cabeza. Existe el perdón, pero cuesta mucho olvidarse de lo que él hizo. Como abuela y mamá te digo que él debería estar alejado”.

Quién es Fabián Tablado

Un 27 de mayo de 1996, Fabián Tablado mató a su entonces novia, Carolina Aló, de 17 años (él tenía 20). El crimen fue uno de los casos de mayor repercusión de la historia policial de nuestro país, en épocas en las que aún no existía la figura del femicidio. Le propició 113 puñaladas con cuatro armas blancas halladas en la escena: una cuchilla de cocina, dos cuchillos de mesa tramontina y un formón de carpintería. Ocurrió en la casa de la familia Tablado, en la calle Albarellos 348, en la ciudad de Tigre (Buenos aires).

El juicio se realizó en 1998 y como en aquella época no existía la figura del «femicidio», para intentar lograr una prisión perpetua la fiscalía y la querella acusaron por la figura del homicidio agravado por alevosía. Pero la Sala III de la Cámara Penal de San Isidro condenó a Tablado a 24 años por «homicidio simple» y así evitó la perpetua.

Estuvo 23 años, nueve meses y un día preso desde que asesinó a su novia el 27 de mayo de 1996 y hasta el 28 de febrero de 2020, cuando se dio por concluida esa condena y salió del penal de Campana. Sin embargo, estuvo solo nueve meses y 18 días en libertad, viviendo con sus padres en la misma vivienda de Tigre, donde en 1996 cometió el femicidio.

El 16 de diciembre de 2020, Tablado volvió a ser detenido a raíz de la denuncia que el propio padre de Carolina hizo al enterarse que, el 19 de octubre de ese año, Tablado pasó caminando junto a sus hijas mellizas -sobre quienes también tenía una perimetral-, a 150 metros de su lugar de trabajo en Tigre, lo que fue confirmado por los videos de las cámaras de seguridad.

El juicio se hizo el 9 de noviembre del año pasado y el juez en lo Correccional 6 de San Isidro, Hernán Sergio Archelli, condenó a Tablado por el delito de «desobediencia reiterada» (dos hechos) a un año de prisión efectiva y lo declaró reincidente. Finalmente, Tablado recuperó su libertad en diciembre de 2021 y se mudó a Córdoba con una nueva pareja, a quien había conocido en la cárcel, pero tras denuncias por violencia de género, se separaron y decidió mudarse a la costa argentina.

En agosto del 2022 se le estableció una orden perimetral de 300 kilómetros para evitar que se acerque a la familia Carolina Aló (la víctima a la que Tablado asesinó de 113 puñaladas). En ese momento, decidió irse a vivir a San Clemente del Tuyú, pero tras el fuerte repudio de la gente del lugar lo declararon persona no grata. Posterior a eso, hace poco tiempo intentó instalarse en Virasoro, localidad de Corrientes, donde sucedió la misma secuencia.

Por esta razón, fue “rescatado” por la Fundación Evangelista Filipos, con la idea de que pueda establecerse en la capital de Misiones. Finalmente, luego de la presión mediática, el pastor Carlos González termina confirmando que Tablado se encuentra en la sede central que se encuentra sobre la Avenida Uruguay y esto dejó intranquilos a vecinos de la zona que salieron a repudiar el hecho.