Para celebrar el mes de las infancias, entregaron las primeras ecomochilas en la Escuela n° 484 de Posadas

Se trata del segundo proyecto que lleva adelante la Fundación Futuro Verde, que abrió sus puertas en el mes de abril en el Parque Industrial de Posadas. De esa manera, se puso en funcionamiento la primera planta-taller de reciclaje y recuperación textil de Argentina.

Tal vez te interese leer: Conocé el destino de los residuos de los Ecopuntos ubicados en distintos barrios de Posadas

Esta primera tanda de producción de 160 ecomochilas fueron entregadas en la Escuela Provincial n° 484. “La idea es reutilizar las prendas que ya no usamos más. La industria de la moda es de las más contaminantes del planeta y de esta manera buscamos insertar nuevamente estos textiles y tratar de minimizar el impacto en el medioambiente”, explicó Érica Vega, presidenta de la Fundación.

La Escuela aprovechó esta iniciativa para celebrar el Mes de las Infancias con un cambio de actividades, compartieron chocolatadas y facturas como desayuno, realizaron competencias de juegos al compás de la música y el deporte.

Los chicos felices porque las mochilas son hermosas y tenían algunos útiles escolares adentro como sorpresa. La escuela cuenta con 154 alumnos únicamente del nivel primario distribuidos en diez secciones de grado. Las maestras también recibieron bolsos reciclados”, comentó Gladis Vargas, directora de la Institución Educativa.

Acerca del primer proyecto, elaboraron 50 “frasacos”, sacos hechos con tela de frazada, que fueron entregados a personas en situación de calle y también a quienes se encuentran en el Hospital Dr. Pedro Baliña de la capital misionera, para ayudar a mitigar el fío en esta época del año.

De qué se trata la Fundación Futuro Verde

Se proponen seguir los modelos de negocios de pequeñas asociaciones y startups europeas dedicadas al rubro del reciclaje textil, con una propuesta de creación de puestos de trabajo con un triple impacto: inserción laboral para mujeres en situación de vulnerabilidad o privadas de su libertad, innovación para la producción y la mirada puesta en la transición ecológica.

En cuanto a los próxios trabajos que se vienen, Érica adelantó que empezaron con capacitaciones en la elaboración de alpargatas, que también serán donadas a alguna institución educativa; cada uno de los proyectos con una finalidad solidaria.

Para aquellas personas que deseen colaborar con la donación de ropa que ya no utilicen más, pueden acercarlas a la planta que se encuentra en el Parque Industrial, también acercando al ecopunto de Vecinos Sustentables que esté más cercano, o bien se comunican a través de sus redes sociales.