Posadas asumió el compromiso de BiodiverCiudad

El encuentro que comenzó el martes 29 de marzo, con el objetivo de promover, consolidar y visibilizar los liderazgos locales de América Latina y el Caribe, concluyó con la firma de la “Declaración de Barranquilla”, que conlleva el compromiso a impulsar un desarrollo local sustentable, en equilibrio con la naturaleza y focalizado en la bioeconomía.

Los mandatarios debatieron estrategias e intercambiaron con distintas regiones de América Latina y el país, con la idea de trabajar juntos por ciudades cada vez más inclusivas, modernas y sostenibles.

¿Qué es una BiodiverCiudad?

Es una Ciudad que incorpora de forma efectiva e integral la biodiversidad local y regional en su planificación y gestión urbana, como eje de su desarrollo socioeconómico.

De acuerdo al Foro Económico Mundial y al Instituto Humboldt, las “BiodiverCiudades” pueden restaurar el equilibrio entre la gestión urbana y la naturaleza, mediante el incremento de la infraestructura verde; la mejora de esquemas de gobernanza que promuevan soluciones basadas en la naturaleza; la generación de vínculos positivos entre lo rural y lo urbano, para una mejor conservación de la biodiversidad; la priorización de modelos de economía circular y acciones innovadoras para la competitividad económica; y el fomento de valores de bienestar y salud en la ciudadanía.

Cinco compromisos para alcanzar “BiodiverCiudades”

Desde 2021, el Instituto de Investigación de Biodiversidad de Colombia Alexander von Humboldt -principal socio de la estrategia de “BiodiverCiudades”-, propuso cinco compromisos para alcanzar esta meta:

1- Sanar el vínculo urbano-rural. Las “BiodiverCiudades” trabajan por una relación recíproca con su contexto regional, protegen los ecosistemas en los que están inmersas y promueven la rehabilitación y regeneración de la biodiversidad a escala regional.

2- Reincorporar la biodiversidad a la matriz urbana. Las “BiodiverCiudades” reconocen los beneficios integrales que la biodiversidad trae al entorno construido, desde la resiliencia climática hasta la salud humana y la prosperidad. Especial énfasis se hace en la necesidad de una distribución más equitativa de la naturaleza urbana.

3- Desarrollar la competitividad de base biológica. Las “BiodiverCiudades” generan emprendimientos, negocios y tecnologías inspirados en la biodiversidad. Se espera el compromiso de las ciudades con la bioeconomía, la biomimética y la circularidad.

4- Promover mejores arreglos de gobernanza. Las “BiodiverCiudades” promueven la gobernanza policéntrica. Se espera que las alianzas con la sociedad civil y el sector privado impulsen no sólo la conservación de la biodiversidad, sino que también mejoren la igualdad social y los estándares de vida.

5- Liderar el cambio hacia un nuevo sistema de valores. Las “BiodiverCiudades” promueven un sentido renovado de ciudadanía y cultivan una mentalidad en la que las ciudades se ven como hogares para todas las especies, no solo para los humanos.