Bomberos voluntarios intentan controlar un incendio que mantiene alerta a los vecinos de Itaembé Miní de Posadas

Se desconoce con precisión los motivos por los cuales se inició el foco ígneo, pero según fuentes policiales el siniestro fue advertido por los mismos vecinos que llamaron al 911 una vez que notaron las llamas en la parte trasera del camping Acapulco de la zona Itaembé Miní. incendio en Itaembé Miní



“Se hizo presente en el incendio un coche bomba de intervención rápida N° 3-805 a los fines de sofocar con dicho incendio como así también dotación completa de bomberos Oeste, las llamas ya se están controlando, y no hay riesgo de daños por incendio de Viviendas, solo pastizales y malezas”, aseguran fuentes policiales.

 


incendio en Itaembé Miní

Incendios en Salto Encantado | Hace 60 días no llueve en la localidad: el fuego llegó a la reserva y la comunidad Mbya Guaraní de la zona está en riesgo

Bomberos Voluntarios trabajan incansablemente para controlar los incendios en Salto Encantado. El fuego ingresó a la reserva natural en las zonas del Valle Cuñá Pirú y debido a su característica el trabajo de los que combaten esta situación es cada vez más difícil.

Respecto a la situación actual de los incendios en Salto Encantado, “es realmente preocupante, a partir de esta semana se agravó y entró al parque, a la reserva en la zona de Cuñá Pirú y Garuapé sobre todo” explicó Andrés Podkowa, intendente.

En el lugar trabajan bomberos voluntarios en conjunto con la policía, vecinos, empresas privadas que brindan su maquinaria, personal del Plan Manejo Nacional del Fuego y la Dirección provincial de Vialidad que aportó maquinaria de ayuda.

Más allá del arduo trabajo de los diferentes actores y organizaciones, la lluvia no llega a la localidad hace meses.

“Lamentablemente es una zona que hace más de 60 días que no llueve, así que la situación es crítica” expuso Podkowa en referencia a la sequía extrema que sufre la zona.

El fuego comenzó a tomar y trepar los impenetrables montes del valle de Cuñá Pirú y la zona de Garuapé por lo que los bomberos se ven limitados en sus tareas. “Es una zona muy complicada de ayudar, tanto humanamente, caminando y con máquinas, además también es un lugar muy caluroso”, expuso Podkowa.

No obstante, el trabajo de todo el personal es incansable e intentan que el fuego no se propague. “Se hace humanamente lo que se puede y se está trabajando arduamente todos los días”, sostuvo. Además de la vegetación y las especies autóctonas, habitantes de la comunidad Mbya Guaraní corren riesgo.