Tío que violaba sus sobrinas: víctimas de abusos reclaman que el detenido siga preso y que se haga justicia 

violaba sus sobrinas

Ramón D. (51 años), fue detenido el pasado 13 de enero y permanece alojado en la mencionada comisaría de la zona oeste de Posadas. El albañil está acusado de haber abusado de al menos siete sobrinas, algunas de ellas primas entre sí, cuando eran menores de edad. Las denunciantes aseguraron que habría más víctimas que todavía no se presentaron ante la Justicia, dado que el sospechoso habría cometido los vejámenes por más de 20 años. 

Conocida las primeras denuncias a fines del año pasado, el juzgado interviniente ordenó su detención que se concretó en la zona de Itaembé Miní. Citado a indagatoria, el acusado se abstuvo de declarar ante el Juez de Instrucción 1 de Posadas, Marcelo Cardozo, quien entiende en la causa.

El magistrado dispuso que el sospechoso continúe detenido; en tanto se aguarda más declaraciones de las víctimas, hoy la mayoría de ellas mayores de edad. Asimismo, el pasado martes ingresó a la Fiscalía de turno, a cargo de Amalia Spinnato, la séptima denuncia en contra del albañil, también sobrina del acusado (hoy de 20 años) y prima de las otras denunciantes.

 

La denunciante declaró que los abusos comenzaron cuando ella tenía 12 años 

 

Dos jóvenes de 29 y 19 años, ya declararon en sede judicial y acusaron también al sospechoso de haber abusado de ellas, cuando eran menores. El abusador aprovechaba cuando las niñas estaban solas y cometía los abusos, según denunciaron.

Además declaró en las últimas horas, la madre de una niña de 12 años, hermana de las dos anteriores denunciantes. La mujer refirió los dichos de la menor, en el sentido de que su tío también había abusado de ella.

También se espera el testimonio de una cuarta víctima en Cámara Gesell, una adolescente de 16 años, que también sufrió los abusos de su familiar. El abusador tenía amenazadas a las víctimas, mientras sucedían los vejámenes.

Les decía que, si no accedían a los abusos, “les haría lo mismo a sus otras hermanas”, según trascendió de fuentes de la investigación.

Las víctimas y sus familiares marcharon por las calles de Itaembé Miní hasta la comisaría de novena de Policía, para pedir justicia por las chicas abusadas y condena al culpable.