Lía Fernández del Partido Obrero, finalizó entre las 20 candidatas a concejal más votadas en Posadas y admitió que “fue una sorpresa para nosotros”

La joven docente y abogada encabezó la única lista de candidatos a concejales en la capital provincial y con 2750 sufragios se ubica en el puesto 16 en el ranking de votos de los candidatos a concejales de las pasadas elecciones del 6 de junio. “El crecimiento que tuvimos fue sorprendente y seguiremos luchando por los trabajadores”.

 

 

“Soy militante del Partido Obrero desde que tengo 20 años y me tocó en estas elecciones encabezar la lista por el voto de mis compañeros. Nosotros nos organizamos con el método de la asamblea y en un plenario en el mes de febrero, me eligieron para encabezar la lista en Posadas”, comenzó diciendo Lía Fernández, en diálogo con Misiones Online TV.

La joven docente y abogada, es una de las caras nuevas que presentó el Partido Obrero y entre las 43 boletas que estaban disponibles en el cuarto oscuro, la opción Lía Fernández cosechó 2750 sufragios, ocupando el puesto 16 del ranking de candidatos.

“El partido obrero es una alternativa política que se está erigiendo entre los trabajadores como una opción que represente esa voz. Esa fue nuestra campaña y el crecimiento que tuvimos fue sorprendente hasta para nosotros. Día a día se iban sumando las simpatías, los brazos y las ganas de participar y escuchar nuestras propuestas”, aseguró Fernández.

Aunque el número no parezca significativo con relación a la cosecha de votos, el Partido Obrero, con una sola lista, tuvo más adhesión que cada uno de los 14 sublemas que, en Posadas, presentó el Frente PAYS-K. “A nosotros se nos abre una gran expectativa, pero sigue la lucha como todos los días. Organizándonos en los barrios, en los lugares de trabajo, en lugares de estudio por nuestras principales reivindicaciones como el aumento del salario y puestos de trabajos”, enfatizó Fernández.

Con cierta nostalgia, muchos sublemas en Posadas observaron como el voto en blanco se ubicó en el quinto lugar con 8066 voluntades que no eligieron a ninguna de las 43 listas que compitieron. Sólo 4 sublemas (Martínez y Vancsik por el Frente Renovador y Velázquez y Koch por Juntos por el Cambio) superaron esa cifra.

“El voto en blanco fue un voto castigo al gobierno y también a la derecha y al Frente Pays. Es un mensaje que significa un rechazo a todas las opciones que se presentan, sobre todo a la del gobierno y a su oposición de derecha”, consideró la representante de la izquierda.