Posadas | Uno de los organizadores de la fiesta clandestina en Costa Mango asegura que fue “una juntada que se desbordó”

En la madrugada de hoy, la Policía de Misiones desarticuló una fiesta clandestina con más de 120 personas en el barrio Costa Mango de Posadas.


 

Uno de los organizadores del evento clandestino, Leandro García afirmó en dialogo con Misiones Online que no se trataba de una fiesta clandestina, “era una reunión de amigos que se querían juntar, pero se desbordó”.

 

 

Vecinos del barrio manifestaron su malestar con la propietaria de la casa en donde se realizó la clandestina. “La propietaria del lugar siempre se encuentra con que se desbordan los eventos dentro de su propiedad, lo mismo que anoche. Anoche fue una corrida de comentarios, de vení, vení, vení y se desbordó todo, se lleno. Nadie hizo invitación y no es verdad que se cobro entrada”.

 

Este medio confirmó la presencia de personas del barrio dentro de la fiesta clandestina, quienes alegaron que fue un “descajete”, se contabilizó 35 autos, lujosos en su gran mayoría y un aproximado de 120 personas.

 

Otro de los organizares de la “juntada” fue Exequiel Ripoll, quien horas antes dio negativo al test ya que, el mismo padecía coronavirus y se mantuvo la hipótesis de que el motivo de la fiesta había sido “festejar que superó el COVID-19”

 

“Con Ripoll integramos un grupo, organizamos una juntada y se desbordó de un momento a otro. Exequiel Ripoll negativizó horas antes al evento, pero no se festejaba su negativo”.

 

Misiones Online tuvo acceso a la lista de invitados al evento, en el cual se contabilizaron 64 personas. “A la propietaria le dijimos que iban a entrar 40 personas, pero en la lista habían 64 personas” explicó García.

 

“El 60% de las personas allí presentes no teníamos idea de quienes eran, averiguando nos enteramos que decían que venían de parte de tal, mentían apellidos, decían que le invito tal persona y así”.

 

Posadas: organizó una fiesta clandestina para más de 120 personas como festejo por haber “superado el coronavirus”

 

Esta madrugada, la Policía de Misiones desarticuló una fiesta clandestina con más de 120 personas en el barrio Costa Mango de Posadas.


 

Vecinos del barrio dieron aviso al Centro Integral de Operaciones (CIO 911) que en el mencionado lugar se estaba llevando a cabo una fiesta clandestina. Los uniformados arribaron al lugar y dio por finalizado dicho evento.

 

El “organizador” del evento fue reconocido como Armando Exequiel Ripoll de 27 años. Dicho joven habría padecido COVID-19 y negativizo horas antes al evento. En averiguaciones realizadas por Misiones Online, allegados a Ripoll comentaron que la fiesta clandestina la organizó como “festejo” por haber superado el coronavirus.

 

A través del grupo de Whatsapp del barrio, los vecinos manifiestan constantemente su descontento con la propietaria de la vivienda donde se llevo a cabo la fiesta clandestina. “Constantemente se realizan fiestas en esa vivienda, no nos molesta la música pero esta madrugada se pasaron de vivos”, expusieron.

 

La vivienda es propiedad de una empresaria, según manifestaron vecinos del barrio Costa Mango, los eventos se repiten siempre en esa propiedad. La mujer alquila su domicilio como “casa de fin de semana”.

 

Participantes de la fiesta clandestina comentaron a este medio que “fue un descajete”. En total se contabilizaron un aproximado de 35 autos, la gran mayoría lujosos y, un poco más de 120 personas. “La fiesta era por lista, si no estabas en la misma te cobraba $1000 la entrada”.

 

Al arribar la comisión policial las personas allí presentes comenzaron a salir desesperados del lugar, tirando botellas de bebidas alcohólicas por todas las calles internas del barrio en cuestión, según resaltaron.