Brutal tiroteo en el barrio A 3-2 de Posadas: se entregó el principal sospechoso del homicidio de Sotelo

Este mediodía se entrego de forma voluntaria, Elio Gabriel C. de 29 años, quien es el principal sospechoso por la muerte de Cristian Andrés “Casimiro” Sotelo. El brutal tiroteo sucedió en la madrugada del domingo, en el barrio A 3-2 de la ciudad de Posadas.

Este martes, se entregó Elio Gabriel C., junto a su abogado, luego de permanecer varios días prófugos. Se lo acusa del homicidio de Cristina Andrés Sotelo y de lesiones con arma de fuego a otros dos jóvenes que se encuentran en terapia dentro del nosocomio local, estables pero con respiradores artificiales.

 

Hasta el momento hay cuatro detenidos, a los que ahora se le suma Elio C., en tanto que continúa la búsqueda de un sospechoso más.

 

Brutal tiroteo en el barrio A 3-2 de Posadas

 

En la mañana del domingo, aproximadamente a las 6:30, se produjo un brutal tiroteo en el barrio A 3-2 de Posadas. Personas encapuchadas a bordo de una camioneta balacearon a unos hombres que salían de una fiesta clandestina del mencionado barrio. Fueron efectuados más de veinte disparos y los agresores estarían vinculados al narcotráfico, según indicaron testigos.

 

Como consecuencia del hecho, falleció un hombre y fueron heridas varias personas. La Policía detuvo a tres hombres en averiguación del hecho.

 

Un auto Ford Ka fue secuestrado ya que el mismo había sido abandonado sobre el Puente del arroyo Zaimán. En principio se tenía el dato de que este vehículo pertenecía a la banda involucrada en el hecho, pero en averiguaciones realizadas por Misiones Online, pertenecería a uno de los jóvenes que socorrió a las personas baleadas. El auto quedó varado en el puente del arroyo ya que el mismo se habría quedado sin nafta.

 

Gladys Beatriz Sotelo, hermana del fallecido Cristián Andrés Sotelo, explicó a este medio detalladamente cómo se dieron los hechos, de acuerdo a su versión. En palabras textuales comentó que los vecinos salían de una fiesta que se había realizado a tres casas de su domicilio. En un determinado momento, en horas de la mañana, al salir la gente del lugar antes mencionado, personas con capuchas en sus rostros, a bordo de varias camionetas, comienzan a disparar generando una “lluvia” de balazos.

 

Tanto el fallecido como las personas heridas ingresaron al domicilio de Gladys para buscar refugio al grito de “auxilio” y desesperación, pero no pudieron evitar ser víctimas de la balacera. Al concluir esos segundos en los cuales se efectuaron incontables disparos, la banda a bordo de las camionetas se fugaron del lugar del hecho y, los heridos fueron trasladados de urgencia al Hospital Ramón MadariagaCristián Andrés Sotelo perdió la vida en ese trayecto.

 

 

Ajuste de cuentas 

Misiones Online habló en exclusiva con el Jefe de la Policía de Misiones, Carlos Merlo, a raíz del tiroteo en Posadas el último fin de semana. El funcionario explicó que el caso llama la atención por la violencia del ataque, poco usual en la provincia, y si bien los motivos aún están en investigación no descartan un posible ajuste de cuentas.

 

El hecho, del que todavía se desconocen los motivos, terminó con la vida de Cristian Andrés Sotelo, quien recibió un disparo en el pecho, y dejó varios heridos que a estas horas se recuperan en el hospital local.

 

Según investigó Misiones Online y escuchando el testimonio de los vecinos «los atacantes estaban encapuchados y estarían involucrados en delitos de narcotráfico».

 

En este marco el Jefe de la Policía de Misiones, Carlos Merlo, explicó que «en el lugar se efectuaron más de 20 disparos», a consecuencia de los disparos tres personas resultaron heridas y uno de ellos perdió la vida camino al hospital.

 

«Se realizaron allanamientos para encontrar las armas utilizadas, y se encontraron cartuchos. La investigación está en proceso y no queremos detallar demasiado para no interferir en la investigación», aclaró Merlo.

 

«Llama mucho la atención el tipo de delito por la cantidad de disparos y vainas que se encontraron en el lugar denota un gran despliegue de fuego», aseguró Merlo. Agrego además que los procedimientos para dar con los delincuentes se realizaron en el Barrio A 4 de la capital provincial.

 

 

«En el barrio A 4 dimos con la casa de uno de los sospechosos al que llegamos gracias a la declaración testimonial de los vecinos, también por las características de los vehículos que se usaron. De esta manera la división de homicidios fue atando cabos para dar con el principal sospechoso», explicó Merlo.

 

El Jefe de la Policía contó que «en estos barrios se trabajan de forma diaria, sabemos que son lugares con mucha gente y por ende siempre estamos desarrollando más operativos ahí que en comparación con otros puntos de la ciudad».

 

En relación al posible «ajuste de cuentas» Merlo dice que «hablaron con todos los familiares de las víctimas y no se descarta ninguna hipótesis por el momento». Agregó además que «los involucrados viven a escasas casas de distancia y ya tuvieron varios malos entendidos entre las familias».