Coronavirus: se clausuraron una veintena de eventos clandestinos en Misiones

Mientras los contagios por coronavirus continúan en aumento, los eventos clandestinos en Misiones también aumentan. Nuevamente, la Policía de Misiones desarticuló fiestas no autorizadas en Posadas, Candelaria y Montecarlo, dentro del marco del Decreto de Necesidad de Urgencia.

 

En forma conjunta con las áreas municipales, la policía destrabó distintas fiestas que se realizaron sin autorización municipal ni provincial.

 

En primer lugar, en la madrugada de este domingo, se constató que en una vivienda del barrio Malvinas II de Montecarlo, se encontraban una cantidad aproximada de 50 personas realizando una fiesta clandestina.

 

eventos clandestinos en Misiones

 

Al arribar la comisión policial, los ocupantes comenzaron a arrojar piedras y botellas de bebidas alcohólicas, causando lesiones a los agentes y provocando daños en el móvil policial, entre ellos roturas de dos vidrios del costado izquierdo del vehículo, rajadura de la luneta y varios abollones sobre la chapa.

 

Los propietarios de la vivienda fueron identificados como Vilma A. de 34 años y Antonio R.  de 42 años. Los mismos manifestaron que se encontraban realizando una reunión familiar y en un momento comenzaron a llegar entre 15 y 20 jóvenes, que se dan a conocer como “los pibes del barrio”.

 

Estos jóvenes, según relataron los propietarios de la morada, se instalaron frente  a la su casa a ingerir bebidas alcohólicas, quienes al notar la presencia de la comisión policial, sin mediar palabras, comenzaron a agredir con los objetos mencionados a los uniformados.

 

Se desconoce hasta el momento la identidad de los agresores.

 

Se montó un amplio Operativo en el lugar y en las inmediaciones juntamente con la División Infantería, Delitos Rurales, Comisarías de Caraguatay, Piray y Montecarlo. La división Investigaciones realiza tareas investigativas a los efectos de establecer la identidad de los autores del hecho. Además, trabajó en el lugar personal de la Policía Científica.

 

Se realizó consulta con el juzgado de Instrucción en Turno habiéndose dispuesto se continúen con las tareas investigativas a los fines de determinar la identidad de los responsables del hecho.

 

También en la madrugada de hoy, en Candelaria, la Policía de Misiones, previo trabajo de inteligencia, constató que en el barrio San Jorge se estaría produciendo una fiesta clandestina, con una cantidad aproximada de entre 30 y 40 personas.

 

La propietaria del lugar, identificada como Melodi Gisel G. de 19 años, manifestó que se hallaba festejando un cumpleaños, no respetando el D.N.U.

 

Se logro identificar a 15 jóvenes, entre hombres y mujeres, el resto de los presentes se fugaron del lugar por la parte posterior del predio.

 

Se notificó el D.N.U. a la propietaria del lugar y se les invitó a las demás personas a retirarse de la vivienda. Se procedió al secuestro de una conservadora, once botellas de cerveza, una botella de vodka, dos botellas de gaseosas, dos Jugos y siete botellas de vino.

 

El procedimiento se llevó a cabo con total normalidad y dentro de los marcos legales correspondiente.

 

Por último, en Posadas, a través de un llamado por parte de un vecino, el cual manifestó que en un domicilio ubicado sobre calle 133 casi Avenida Andresito, se estaría llevando a cabo una fiesta clandestina, donde habría un total aproximado de 50 personas, violando protocolos y normas de distanciamiento vigentes, con música a volúmenes elevados.

 

Tras el arribo de la comisión policial, se constató de lo informado, tratándose de una reunión clandestina de 70 personas. Posteriormente se solicitó presencia de personal de la Municipalidad, quien labró Acta N° 03873 al propietario del inmueble, ciudadano Aníbal B., por incumplimiento de los protocolos de Bioseguridad por emergencia sanitaria y los decretos en vigencia, posteriormente se procedió al despeje de los participantes de dicha fiesta.

 

eventos clandestinos en Misiones

 

Además de esto, en toda la Provincia, hubo una veintena de eventos clandestinos entre pool, juntadas de autos y cumpleaños «familiares», donde al dialogarse con los organizadores y propietarios, cada uno se fue del lugar.