Familiares del joven que perdió la vida en un trágico accidente piden justicia y aseguran que el desagüe no estaba señalizado

Los familiares de Sebastián Gómez aseguran que el pozo, al cual el joven cayó y le produjo heridas graves, era una trampa mortal que no estaba señalizada de forma correcta. Esta tarde despedirán sus restos y su familia pide justicia para que no quede en el olvido su pronta partida.

 

Sebastián Gómez regresaba el domingo a las 23:00 horas a su casa de la calle 38, casi 103 del barrio 1 de Mayo, cuando se resbaló por un desnivel y cayó dentro del pozo.  “Sebas atravesó la cancha de arco a arco, cuando llegó al tronco que está en la línea de la cancha quiso pasar y se cayó adentro del pozo y al caer se le incrustaron los hierros. Le rompió el intestino delgado y otros órganos”, relató a Misiones Online, Carlos Diaz, tío del joven. 

 

Durante la caída, dos hierros se le incrustaron en el cuerpo que le atravesó una de sus piernas y el estómago, dañando sus riñones e intestinos. La víctima pudo salir del pozo y fue socorrida por sus familiares que trasladaron al hospital Escuela.

 

“El pudo salir del pozo y se fue hasta mi casa que son unos 50 metros. Antes de llegar se cae al piso y salimos porque escuchamos que pedía ayuda. El me contó lo que le pasó” , dijo Carlos Diaz. 

 

Una trampa mortal 

Vecinos del barrio 1 de Mayo denunciaron que el desagüe en el que cayó el joven está abierto hace más de un año. El pozo de unos cinco metros de profundidad con hierros de punta “no estaba tapado, ni señalizado”, según denuncian los vecinos.

 

“El pozo está hace dos meses al descubierto. A veces se olvidan de señalizar y esa noche solo el cruce de la calle estaba con bayas”, contó el tío del joven. 

 

Este mediodía el lugar del accidente permanecía custodiado por la Policía y familiares y amigos de Sebastián Gómez. Trabajadores de una empresa privada se acercaron al lugar, pero fueron impedidos de realizar algún tipo de trabajo en la obra y específicamente en el pozo, donde se produjo la caída del joven fallecido.

 

Justicia por Sebastián

Sebastián Gómez tenia 22 años y era padre de 2 niñas. Era un apasionado por el deporte, ya que practicaba boxeo y futbol. Era cadete del Servicio Penitenciario de Misiones, quienes recordaron al joven que perdió la vida.

 

 

 

Su pareja y madre de sus dos hijas lo recordó con un álbum de fotos de su familia, a través de las redes sociales. Me dejaste dos hermosas hijas y te juro te prometo que las voy a cuidar toda la vida como me dijiste muchas veces que lo ibas a hacer vos”, expresó la joven. 

 



 

Familiares y allegados de Sebastián lo recuerdan como una buena persona, buen padre, estudioso, trabajador y deportista. “Era padre de dos nenas y era un buen chico. Tenemos que hacer algo porque sino queda en la nada y va a quedar en el pasado”, expresó su tío.