Hasta el 10 de abril están abiertas las inscripciones para la escuela municipal de guardavidas en Posadas

Isaac Villalba, director de Deportes Náuticos, Balnearios y Costanera en la Municipalidad de Posadas detalló la fecha límite de las inscripciones para la escuela 1de guardavidas, los requisitos y la duración del curso.

Isaac Villalba – Canal 12

 

“Las inscripciones están abiertas hasta el 10 de abril, esperamos un grupo importante de interesados, ya que desde el inicio de las inscripciones, el 1 de abril, ya recibimos un número importante”, detalló Villalba.

 

Sobre los requisitos para las inscripciones, explicó que deben ser mayores de 18 años, contar con el nivel secundario completo, y tener un apto físico, ya que se realizarán unas pruebas de crol y pecho para el ingreso principal.

Guardavidas, curso oficial

El curso de guardavidas habilita para trabajar en toda la provincia.

“Si bien las inscripciones son ilimitadas, sí será un limitante la evaluación, ya que será eliminatoria”, aclaró.

 

“Se estima entre un 60 y 80 por ciento de alumnos a raíz de los protocolos actuales en el uso natatorio. Rotarán en los horarios de cursados prácticos, los teóricos pueden ser virtuales o presenciales dependiendo de la modalidad “, comentó.

 

La duración del curso será hasta diciembre, con una carga horaria estimada de 730 horas y otorgaría una certificación para trabajar a nivel provincial.

 

Para realizar la inscripción podrán hacerlo vía WhatsApp o en el segundo piso de la Municipalidad de Posadas, en la Dirección de Deportes.

 

Sobre la tarea del guardavidas

“La tarea de un guardavidas hoy tiene el mismo riesgo que la de un policía o un médico”, dijo el Director de Seguridad Acuática de Misiones, Franco Bacigalupi.

 

 

“Tenemos un río que está sucio, tiene muchas ramas y piedras que dificultan la tarea del guardavidas. Se debe tener una reacción física y mental rápida porque en pocos minutos podemos perder a la víctima o se puede poner en riesgo la vida del rescatista”, afirmó. Indicó también que “Si bien el Paraná no corre tanto como otros ríos, hay muchas ramas y piedras que entorpecen el trabajo o hacen que muchos guardavidas se lesionen. De todos modos el problema más grande que enfrentamos es que la gente no respeta los límites. Este verano ya se ahogaron once personas, todas en lugares no habilitados”, sentenció.

 

Otro de los problemas con los que se encuentran es que los ruidos, ya sea música o torneos de fútbol o voley, confunden a los guardavidas que tienen que estar alerta a los silbatos y explicó: “El silbato es un elemento fundamental que sirve para alertar a la gente o pedir ayuda a los demás guardavidas, la música u otros sonidos obstaculizan las tareas y ponen en riesgo la vida de las personas”.

 

Las tareas de rescate también fueron afectadas por la pandemia y tuvieron que adaptar las funciones para respetar los protocolos. Al respecto, Bacigalupi contó que “hay un protocolo de Nación, pero se adaptó en cada provincia. Se puede respetar el distanciamiento siempre que la víctima esté consciente con algún elemento como la tabla, pero si está inconsciente no tenemos opción”.

 

Agregó que “cuando sale la persona del agua se le pone un barbijo y comienzan los primeros auxilios. El guardavida que sacó a la persona del agua se aísla automáticamente, no participa en esa instancia y se procede a averiguar si la persona que rescató puede tener Covid o haber sido contacto estrecho”.

 

Indicó también que no se hacen maniobras que impliquen respiración boca a boca, si no RCP solo manos y si es necesario se usa una boquilla que tiene un filtro. Además, aclaró que “son elementos caros, pero por suerte se invirtió mucho en eso”.

 

Asimismo, remarcó la importancia de adaptarnos, tener cuidado y respeto tratando de mantener la distancia social. También afirmó que los guardavidas tienen “El mismo riesgo que un policía o un médico”.

 

Hay que destacar que las playas públicas, tanto Miguel Lanús como El Brete, son espacios cardioprotegidos y los guardavidas están en constante capacitación.

 

Bacigalupi aclaró que “en su momento solo tres playas en la Argentina eran espacios cardioprotegidos y  Posadas era una”. Aseguró también que los elementos de rescate como el  desfibrilador se usa dentro y fuera de la playa si es necesario y que “si bien es caro, es un elemento fundamental a la hora de salvar vidas”.

Guardavidas

La tarea del guardavidas brinda seguridad a los bañistas en playas y balnearios.