Un numeroso grupo de monos carayá desplazados por la urbanización irrumpió en barrios posadeños

En los últimos días la asociación civil Yarará en Acción recibió un gran número de pedidos de ayuda ante la presencia de monos carayá o aulladores en la zona del acceso Oeste de Posadas. Advierten que su presencia se debe al avance de la urbanización.

 

Según detallaron, se trata de ejemplares silvestres que “por varios motivos se están quedando sin territorio, ya que se ha urbanizado gran parte de Itaembé Guazú y Nemesio Parma”.

 

Ya se han contabilizado más de 60 ejemplares detrás del Parque Industrial.

 

 

Por otra parte, advierten que la población de estos especímenes (Alouatta Caraya) sigue en aumento. 

 

“Son muy territoriales y cada grupo se encuentra al mando de un macho de color negro que  no acepta a otro macho en su territorio. Su crecimiento es rápido y maduran pronto,  con menos espacio y más ejemplares y  sin sus  depredadores naturales que son las águilas y el gato onza, seguro será un problema la presencia de ellos  en la zona urbana, donde encuentran más árboles frutales”, señalaron desde Yarará en Acción.

 

Lo que antes solía ser vegetación, hoy es escenario de la transformación urbana de Posadas
Además agregó que “hay chicos que los persiguen, perros y muchos cables donde casi siempre terminan electrocutados. Tampoco es fácil  poder capturarlos  y trasladarlos, que sería la única posibilidad de seguir subsistiendo”.

 

Por último hicieron un llamado a cuidar a proteger a estos animales ya que forman parte de la fauna autóctona de la provincia.