Construcción de estaciones intermedias y 16 kilómetros de doble vía: lo que falta para que el tren Posadas- Garupá comience a funcionar

Durante la tarde de ayer quedó formalmente inaugurado el servicio de transporte ferroviario que unirá la ciudad Capital con Garupá, durante una reunión encabezada por el gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, el ministro de Transporte de la Nación; Mario Meoni y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

 

El servicio cuenta con aires acondicionados, capacidad para 70 pasajeros y tendrá un costo accesible, «similar al boleto de colectivos urbanos», según aseguró el intendente de Garupá Luis Ripoll. Si bien el servicio fue inaugurado formalmente en la tarde de ayer, deberán culminar las obras de estaciones intermedias y 16 kilómetros de doble vía.

 

Al respecto, el Ministro de Transporte, Mario Meoni, explicó: “Se trabaja en la construcción de estaciones intermedias y que todo el tramo de más de 16 kilómetros tenga doble vía, para incorporar mayores frecuencias”. En el mismo sentido, adelantó que el próximo paso en la política de “trenes de cercanía”, es conectar “Posadas con la estación de Apóstoles”.

 

El gobernador Oscar Herrera Ahuad junto al ministro de Transporte, Mario Meoni, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa y funcionarios provinciales, recorrieron las estaciones e hicieron un viaje de prueba que culminó en la cabecera del Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz donde brindaron una conferencia de prensa. Desde allí los funcionarios coincidieron que se trata de un servicio imprescindible que luego de muchos años se devuelve a los misioneros.

 

La comitiva partió desde cercanías de la estación de Miguel Lanús, un sitio histórico y emblemático de la ciudad de Posadas hacia la cabecera del puente internacional. El circuito, una vez habilitado, será recorrido por un coche con capacidad para 70 personas sentadas y equipado con aire acondicionado. Partirá desde la ciudad de Garupá y tendrá estaciones cada cinco kilómetros, a la altura de Miguel Lanús y Fátima respectivamente hasta llegar a la estación de Posadas, para que una vez superada la situación de la pandemia, el recorrido empalme con el servicio internacional Posadas-Encarnación.