Los feriantes celebraron la oportunidad de volver a trabajar en la Costanera de Posadas

Con una prueba piloto, la feria artesanal de la isla Tavapy retomó la actividad en el cuarto tramo de la Costanera de Posadas. Los artesanos vendieron hasta las 20 horas y debieron cumplir un estricto protocolo de sanidad para evitar contagios del virus covid-19.

Pasadas las 15 horas, el cuarto tramo de la Costanera posadeña recibió a los primeros feriantes que han vuelto a vender luego de seis meses. Según manifestaron los feriantes, la mayoría trabaja en el paseo bosetti, pero las ventas y el flujo de gente, no es lo mismo que vender en la “Isla Tavapy”. 

 

 

La pandemia del coronavirus cambió cientos de costumbres en el mundo. En Posadas, la feria que recibe cientos de posadeños los sábados y domingos debió aguantar seis meses para retomar las ventas. En este marco, luego de varias idas y vueltas, la Municipalidad de Posadas aprobó el protocolo y los feriantes pudieron reencontrarse con sus clientes.

 

La Feria artesanal de la isla Tavapy  reúne todo tipo de productores regionales y artesanales. El visitante encuentra múltiples expresiones culturales que reflejan la combinación de estilos de las distintas culturas de la región, que hacen a la modificación permanente de modas y usos de distintos elementos como madera, cuero, plata, astas, arcilla y lanas, entre otros.

 

El posadeño que camina y a simple vista puede notar elementos decorativos de variadas formas y tamaños, trabajos con tela, cerámica, porta termo, mate, lámparas, abrigos tejidos a mano, velas, tablas, el infaltable caburé, panchos, jugos naturales y mucho más.

 

Al ser una feria al paso, la competencia es permanente, más de 70 puestos se han presentado para aprovechar el buen clima y que los posadeños han salido a realizar la caminata recreativa. Según manifestaron los feriantes, los precios no han aumentado desde cuando han cerrado por la cuarentena obligatoria.



En cuanto a los productos regionales, los feriantes ofrecen dulce, pickles, pan casero, torta fria, caburé, pastaflora, bollos, ensalada de fruta

 

Cada feriante tenía un kit de higiene personal que contenía jabón, toalla de mano y bolsas, alcohol en gel y repelentes. Cada Stand disponía de un balde con agua con lavandina diluida donde permanentemente se lavaban las manos.






El horario acordado es desde las 15 hasta 20, aunque los feriantes pueden comenzar a armar sus puestos una hora antes y tendrán el mismo tiempo para desarmarlos al final de la jornada.

 

Todos los que circulaban por la feria debieron hacerlo con el barbijo obligatorio y hubo espacios con alcohol a lo largo y ancho de lo que dura la feria de la isla de Tavapy.

 

Los feriantes dialogaron con Misiones Online y celebraron la posibilidad de volver a reencontrarse con sus clientes de los fines de semanas. Asimismo, remarcaron que el flujo y las ganancias que realizan los domingos en la costanera no se compara con lo que venden en el paseo Bosetti donde trabajan de martes a viernes. 

 

Arnaldo Fernández, vendedor de Caburé comentó “este es el primer domingo que hacemos la prueba piloto, vino mucha gente a comprar Caburé se ve que la gente extrañó y llevan mucho”, contó.

Los Feriantes

El caburé no falta entre los feriantes

María Bustamante, feriante y elaboradora de porta termos y mate comentó “estamos muy contentos todos, estábamos extrañando la costa. Tenemos que cumplir, es el protocolo lo que nos facilita volver”, mencionó. Además, la feriante añadió que los precios están accesibles y que ya hay regalar a las madres por día.

Los Feriantes

Por su parte, Ada Wilke, feriante añadió “era una necesidad, nosotros trabajamos en el Paseo Bossetti pero no hay una entrada económica para solventar el momento”, agregó.

Los Feriantes

Seguidamente, aclaró que ella trabaja en hilo y que los productos artesanales lo realizan con la familia. “Los precios se mantienen bajitos”, dijo.

 

Los feriantes han manifestado su vuelta a su lugar de trabajo, la pandemia  obliga a todos reinventarse y a adaptarse a la nueva normalidad. Si todo transcurre bien y los feriante pasan la prueba piloto, el próximo fin de semana traerán cientos de productos nuevos y caseros.

 

 

 


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí