Con la impronta de humanizar el tratamiento, se inauguró este miércoles un nuevo instituto de nefrología en Posadas

“En nuestro instituto más que estudio se realiza un tratamiento que consiste en la hemodiálisis, que es un tratamiento utilizado para la insuficiencia renal crónica que se presenta cuando los riñones, que tienen la capacidad de eliminar sustancias tóxicas de la sangre la pierden y a s u vez pierden la capacidad de eliminar el excedente de líquido, entonces el tratamiento en sí consiste en eliminar sustancias tóxicas y exceso de líquido a través de una máquina”, explicó el titular del flamante Instituto Misionero del Riñón que se inauguró este miércoles, Ignacio Irrazábal.

 

Destacó el profesional, en diálogo con Misiones Online TV, que en este momento hay en la provincia más o menos entre 800 y 850 pacientes con esta patología y la mayoría ya tiene un centro donde se realiza el tratamiento, comentando que en el nuevo emprendimiento hay una capacidad de recibir entre 90 y 100 pacientes.

 

Aclaró que el Instituto Misionero del Riñón no es el primer centro de diálisis de la provincia ya que se trata de una terapéutica que tiene vasta trayectoria en la provincia y hay varias empresas e incluso Salud Pública, que brinda el tratamiento en hospitales ya sea de Posadas, Oberá, Iguazú, Eldorado. “Lo que brindamos aquí es una institución que busca darle una vuelta más a la tuerca del tratamiento como humanizar un poco más y tratar de sembrar la idea de que el tratamiento es para estar mejor, porque por ahí la hemodiálisis es como que está en una situación desesperante, grave y si bien es una enfermedad seria, el tratamiento mitiga mucho los síntomas y hace que los paciente tengan una relativa calidad de vida», destacó.

Ignacio Irrazábal (director) y Javier Yesa (supervisor de enfermería)

 

Agregó al respecto que “eso también hace que el paso previo al tratamiento del trasplante sea mucho más sencillo en una institución donde este tratamiento se puede manejar, hacer que el tratamiento sea más llevadero y donde los pacientes puedan tener un  ‘feed back’, un ida y vuelta con los profesionales que los atienden. Esa es la nueva ideología que tenemos, no es nueva pero es lo que tratamos de inculcar, una nueva forma de trabajar con los pacientes  que padecen este tipo de enfermedad”.

 

Explicó el profesional que el tratamiento de la hemodiálisis consiste en un filtro “manejado por una máquina que hace que una sustancia líquida, a través de este filtro, absorbe desde la sangre del paciente las sustancias tóxicas y el exceso de líquido y los elimina, se saca la sustancia tóxica de la sangre y se la desecha. La sangre retorna de nuevo al cuerpo con lo cual, no hay pérdida sanguínea, es sacar limpiar y volver a ingresar”.

 

 

Destacó Larzábal que la institución que se inaugura está dirigida para todos los que la necesiten, “si bien pueden hacer uso pacientes que tengan obra social o prepagas también lo pueden hacer pacientes que no cuentan con esa posibilidad, mediante algún tipo de vinculación con Salud Pública vamos a tratar de brindar el servicio a pacientes sin cobertura”.

 

Respecto al equipamiento, comentó que “todas las máquinas son una especie de computadora, muy moderna, muy compleja, en cantidad necesaria para dar cobertura a muchos pacientes, tenemos 12 puertos con sillones y máquinas y un sistema de preparación de agua de diálisis para que el tratamiento se realice con esta agua tratada, además de los respectivos tanques de reserva, grupo electrógeno y toda la infraestructura para tratar el agua”.

 

En una situación de pandemia como la actual, destacó Larzábal que “hay un protocolo muy bien trazado en el cual los pacientes que se hacen hemodiálisis, por su condición de inmunodeprimidos por su patología, el protocolo indica que no pueden guardar cuarentena estricta porque tienen que concurrir a l tratamiento, cada vez que viene se le toma la temperatura, se hace un interrogatorio por si tiene síntomas o contacto familiar y entran solamente los que no tienen síntomas ni contacto, los que tengan algún tipo de problema no entran a la sala y deben ser hisopados inmediatamente para descartar que tengan la enfermedad y si tiene tienen que internarse y ahí se los dializara”.