Una niña de 8 años accionó el botón antipánico de su madre y evitó una tragedia familiar en Posadas

Luego de constantes actos de violencia y amenazas de muerte a su ex pareja, la policía detuvo anoche a un joven violento, que fue impedido de provocar una tragedia por el accionar del botón antipánico que efectuó la hija de la víctima de tan solo 8 años, que se enfrentó al agresor salvando a su madre, que a su vez cursa un avanzado embarazo.

 

Los vecinos también intervinieron, en defensa de la mujer y sus hijas, provocando la huída del violento que días después fue apresado.

 

El agresor, de 21 años, fue denunciado varias veces por violencia familiar. La mujer tiene 29 años, es madre de tres hijas de 8-5 y 3 años, producto de una anterior relación, además cursa de un embarazo en avanzado estado de gestación.

 

En al menos cinco ocasiones -en los últimos cuatro meses-  el joven ingresó por la fuerza a la vivienda de su concubina de la Chacra 145 de Posadas, amenazándome de muerte, junto a sus hijas. El hombre tiene una orden de restricción de acercamiento y la mujer posee un botón antipánico en su celular.

 

El último episodio de extrema violencia protagonizó el irascible hombre el pasado jueves a la madrugada, tras ingresar con un por una puerta trasera del almacén de su concubina. Dentro de la casa comenzó a golpear a su ex pareja, que se defendió de una puñalada dirigida al vientre con su mano.

 

 

Ante esta situación la hija de la víctima de 8 años, tomó el celular de su madre y accionó el botón antipánico y accionó, alertando a la policía. Los vecinos intervinieron también antes que llegue la policía, pero el agresor se dio a la fuga antes.

 

Tras varios días de búsqueda, ayer a las 22:30 hs, los integrantes de la División Investigaciones de la Unidad Regional 1 Posadas, capturaron a Jorge I. de 21 años, quien estaba prófugo de la Justicia en la casa de una familiar, en el barrio Alto de Bella Vista.

 

Se supo que el violento irrumpió en varias ocasiones y huía cuando la víctima activaba el botón de pánico. La Justicia dictó una prohibición de acercamiento y esta medida fue violada por el agresor. El joven quedó detenido a disposición de los Juzgados de Instrucción 3 y 6 respectivamente. Debe comparecer por causas de lesiones, amenazas, desobediencia judicial y violencia familiar.